domingo, 13 de diciembre de 2015

Pantomimas

En el país del frío todo el mundo habla en caricias,
"¡pantomimas!" pensaréis, porque no habéis estado
allí, en el lugar donde no hay tiempo para tiritar:

El egoísmo no se convalida como amor propio,
unos ojos tristes no se arreglan a golpe de lágrima
y la soledad no se soluciona con otra soledad.

Un clavo sí saca otro clavo pero el vacío restante es mayor.

El futuro es únicamente un sustantivo poco sustancial,
no hace falta que sea domingo para echarnos de menos,
no es necesario ahogarse para conocer la profundidad.

En el país del frío han impuesto los abrigos y guantes,
han dicho que sólo podía amarse los martes y sábados,
han desterrado la debilidad y ahora nos obligan a ser fuertes

y yo nunca he querido ser fuerte, sólo valiente.

En mi país del frío está permitido tener miedos,
tener miedos no es un problema
sino que ellos te tengan a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario