sábado, 14 de noviembre de 2015

La misma cobardía

La he visto otra vez, después de todo,
con los mismos andares
inseguramente soberbios
y los mismos labios mentirosos.

Como si no existiese ya para mí,
la he mirado con una fuerza que gritaba:
"Ven, ya no puedes descolocarme nada,
ven si te atreves que ya no te quiero".

Pero no ha venido, se ha quedado lejana,
de la misma manera que cuando la quise.

No se ha atrevido y por eso lo sé con certeza:
calza la misma cobardía que cuando me quiso.

3 comentarios: