miércoles, 31 de diciembre de 2014

No tengo propósitos

Es estúpido esto
de celebrar el último día
del último mes de cada año
y no hacerlo con los restantes.

Por ello.

He tatuado en todos mis cuadernos:
"podemos celebrar la vida
todos los días de todos los meses
de lo que serán nuestros años,

sólo hace falta que queramos".