lunes, 1 de septiembre de 2014

Nosotros igual

Tres tristes tigres no comen trigo de un trigal
privatizado y cercado a los viandantes.

Ellos no entienden mucho de leyes
y mucho menos de robos y propiedades,
ellos solo entienden que tienen hambre
y un inmenso trigal delante
como si del Tártaro se tratase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario