lunes, 1 de abril de 2013

Matices

La rutina es tan externa
como interna la monotonía,
todo depende del enfoque,
de la intensidad que des a lo que vives.

Porque dejarse llevar no es una opción,
porque tienes impuesto el día a día,
por eso estás expuesto a cómo vivirlo,
a cómo dar dinamismo a lo estático.

Estés donde estés y hagas lo que hagas,
no vayas a hacerlo, ni estar como si nada.

No tengas vértigo,
porque el que tiene miedo a subir
no tendrá la oportunidad de caer.

Todo depende,
del matiz que le des,
las circunstancias cambiarán,
tú no lo hagas.