sábado, 19 de octubre de 2013

Como la vida

Hoy (ayer) (y mañana también)
suenan demasiados coches de fondo,
por fin han confirmado que la contaminación
mata, como la vida.

Hoy en la calle un hombre pedía para comer,
un hombre de uniforme obligaba a otro a recoger sus cartones
(¿eso cuenta como desahucio?)
mientras unos músicos hacían lo propio a cambio de voluntades,
en la calle, porque han cerrado el teatro donde hacían trabajo del arte.

Hoy ví a un niño patalear en la calle porque su madre no le obedecía,
la gente miraba condescendiente, del niño, no de la madre,
(esa gente no sabe de educación, podrían ser ministros),
hoy he escuchado a niños insultando a otros niños,
he escuchado gritos de vecinos y discusiones de parejas.

Hoy especialmente suenan demasiados coches de fondo,
y de lo malo, es lo más jodido que he escuchado en todo el día,
porque hoy suenan demasiados coches de fondo
como para no recordarte, pero ya me da igual
porque por fin he confirmado que me matabas, (como la vida).

1 comentario:

  1. Necesito un botón de "me encanta" para dejar de quebrarme la cabeza intentando saber qué escribirte para expresarte lo mucho que me llegan tus entradas.

    ResponderEliminar