domingo, 20 de enero de 2013

Encerrado

En un mundo,
unas fronteras,
un edificio,
en cuatro paredes.

En un cuerpo,
en un impulso nervioso,
en una vacio asfixiante,
en un temor indeterminado.

En una determinación rutinaria,
en unas medidas,
en una mesura.
en unas normas.

En un caos,
en una vida,
en unos años,
en unos días.

En un quizás,
en esperas,
en instantes intensos,
en aburrimientos.

En lo que puede que sea,
en lo que no puede ser,
en lo que gusta,
lo que disgusta pero no asusta.

En una enumeración
que me distingue y hace libre,
porque no hay más libre 
que el que se sabe ilimitado, aún estando
encerrado, en la tan viva vida limitada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario