domingo, 21 de octubre de 2012

Temes

Hablas orgulloso cuando tus ojos cuidadosos
pasean por las palabras con más miedo que ganas,
no vaya a ser que leas lo que sabes tan bien
pero no quieres reconocer por miedo a la verdad.

Temes realidades y te metes en todos los charcos
sin reparar en que hasta el cuello te llega el agua,
no cuidas tus idas y venidas, y luego, te cabreas
y te enciscas cuando dicen que te despistas.

Te gusta tanto jugar que le cogiste gusto a perder,
pierdes por no saber perder y creer ganar siempre.
No hace falta ser relojero para saber valorar el tiempo,
superarte un poco más cada vez en menos tiempo.

Si vas a andar que sea con cuidado,
nunca por las ramas,
si vienes para faltar quizás sea que sobres.

2 comentarios:

  1. ¿Por qué no haces música con tu poesía?

    ResponderEliminar
  2. Pues sinceramente por que no se me ha dado nunca lo suficientemente bien como para hacerlo, quizás algún día, si no es por mí por otra persona que sepa y quiera.

    ResponderEliminar