lunes, 15 de octubre de 2012

Depende

No tienes la culpa por querer ser feliz,
no te castigues por intentarlo como sea,
pero que no se te olvide la conciencia
y que el fin jamás justifica los medios.

Rectificar es de sabios, dijeron,
pero no somos sabios, solo lo intentamos,
por eso fallamos y faltamos una vez tras otra,
por eso sin saber andar intentamos volar.

Al contrario que tocar el cielo: tocar el suelo,
por eso para aprender a nadar
antes hay que haber buceado.
¿Si no te hundes de donde vas a emerger?

Tantas veces esperaste de todo demasiado,
y tantas veces te encontraste demasiado poco,
por eso tantas veces tendrás que mentir,
mostrar que todo está bien y no preocupar.

Ocúpate de lo que nadie más se podrá ocupar,
de ti depende más de lo que sabes, mucho más.
Defrauda si quieres, haz lo que debas,
pero nunca, nunca olvides lo que puedes hacer.

Lo fácil es sonreír, lo difícil es saber porque lo haces.

1 comentario:

  1. Eres genial, tus palabras son geniales.
    La penúltima estrofa es tan tan real.
    "Mostrar que todo está bien y no preocupar"

    Qué grande.

    ResponderEliminar