martes, 21 de agosto de 2012

Cierto y presente

¿Recuerdas cuando querías todo menos ser cuerdo?
El mundo parecía pequeño, las personas son enormes,
solo querías jugar, ahora solo juegas con las palabras,
una suerte, dado que tantos no saben parar de jugar.

No saben parar de jugar aunque olvidaron el reir
Aprendiste a hablar, callar y escuchar,
supiste gritar y te diste cuenta de su inutilidad.
¿Qué más da? Da más, no menos.

No te guardes tan bien que al final te pierdas.
Por si algún día cesas, hoy aprovecha,
no ceses de pensar en exceso,
no dejes que te digan que no puedes.

Olvidaste las prisas, aprendiste a andar por placer,
con el gusto y los disgustos que te ahorra ser tú
sin barreras ni metas que te puedan perder,
te metas donde te metas, profundiza.

Desde que no voy paso a paso,
desde que voy huella a huella,
paso de pasados pesados,
ciertos presentes son mejores.


Paras, respiras y luces tu jodida pero desenfadada sonrisa desenfrenada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario