domingo, 16 de octubre de 2011

Erre que erré

Perdemos la paciencia
los nervios o la vergüenza
las prisas superfluas
no las ganas de vivir
perdemos el sentido
por no mantenernos fijos
o la confianza en nosotros mismos
por un minuto malo
los malos somos nosotros
una equivocación que marca
una sonrisa que guardas
un egoísmo que nace
por un juego con el ego
toda una vida viviendo
para morirnos en un momento
estamos, del verbo ser
del sujeto nosotros
y del contexto ahora
perdiendo felicidad
por no perder el miedo
ganamos en ganancias
apostando aspiraciones
arriesgar es apostar
no perder aposta
apostamos por el yo mismo
para hacer grande el nosotros
odio dejar a medias sueños
y la pérdida de tiempo
no perdimos la compostura
tampoco los papeles
a las palabras seguimos fieles
somos la contracorriente
a pesimismo y ficciones tristes
¡Que encajen los compases!
me gusta la realidad emocionante
Sonríe y sonreiré
prefiero un ser y estar
antes que un parecer
sigo erre que erre
que ya erré y también cambié.

Soñé que soñabas
Quiero que sonrías aunque no te pueda ver

jueves, 13 de octubre de 2011

Agridulzura

Si quiero realidades
no me hables de ideales
las palabras van y vienen
los momentos permanecen
nunca nada esperes
ni por nadie desesperes
tiempos que se cruzan
miradas que se pierden
ideas que trascienden
ilusiones nunca mueren
el odio nunca prevalece
pesimismo no es rentable
querer puede ser poder
pero si puedes y quieres
lo posible es probable
si hay roce entre boli y papel
que tu sueño que no se duerma
sigue siempre en tus trece
aunque el mundo siga igual de mal
nosotros seguiremos igual de bien

Al mal tiempo buenas palabras
Y solo sonreiré porque hay motivos para ello