martes, 13 de septiembre de 2011

He dicho

Nos quedan nueve meses, lo que equivale a tres evaluaciones, tambien son tres trimestres (algunos dos semestres) , siguen siendo aproximadamente cuarenta semanas (Semana arriba semana abajo), a su vez nos queda la presión de los exámenes, el eterno dilema de preparar todo poco a poco o la noche antes, el lloriquear por unas décimas o alardear por autosuperarnos... Tenemos nueve meses para decir que odiamos la rutina, que tanto la monotonia como nuestra vida es un asco, que estamos estudiando para no encontrar trabajo, y si lo encontramos, estaremos estudiando para vivir del trabajo, nunca diremos que trabajamos para vivir.

Nos espera un curso con elecciones anticipadas, con huelgas, con un descontento general y un 15M en pausa, gente que no sabe por que ideas decantarse, lo que asimilando y arriesgando podríamos decir que hace no muchos años (Pero sí los suficientes para que hable de ello de forma ficticia) era el comienzo de una guerra de clases.

Nos acompaña una crisis, que denotamos antes cuando vemos que sube el tabaco o que ya no todos los fines de semana hay fiesta que cuando vemos a alguien llorando por quedarse sin nada, o un tercer mundo (que dentro de poco llamarán cuarto) no con clases de treinta personas en institutos cada vez más equipados aunque con menos profesores, existe ese tercer mundo en el que cada día hay menos alumnos, y no por falta de ganas, si no de comida, bebida y vida. Cuyos docentes son sin estudios, pero sí buena voluntad. Su bolígrafo pilot de siete euros se llama dedo y su cuaderno oxford se llama suelo.

Creo, con mi poca conciencia, y mi menor experiencia.
Que deberíamos, estudiar para aprender. Aprender para vivir.
Que la humildad no es una cualidad, sino una forma de vida
Trabajar para una auntorrealización sana, sin que el trabajo nos ocupe 25 horas al día.
Debemos un poco de respeto, a nosotros mismos, solo después al resto.
Que cada una de nuestras acciones, y palabras, tienen un lado bueno y otro malo, pero que el destacable sea, a ser posible, el bueno.

Que divertido el no ser triste
Un poco pronto para rendirse

No hay comentarios:

Publicar un comentario