martes, 17 de mayo de 2011

Necesidad y gusto

Yo estoy solo en la soledad, mientra tú vienes y vas, no te cansas, nunca paras, nunca cambias, incesante. Sigues rodando por mil caminos, escribiendo en renglones torcidos. Haciendo de las prosas más tristes los versos más gustosos...
Te equivocas y paras, eres genial... nuncas estaré solo pues tú siempre me acompañarás, donde vaya, donde quiera ir, donde te plazca pasear.
Trota y trota, que a ti nadie te doma, eres libre. 
¿Quieres sentido? Tienes sentido ¿Hoy no? ¡Pues venga! sin sentido
Abres y entras. Sales y cierras. Nadie antes, nunca nadie despues.
Esperas a que llegue el pensamiento y pasas a pasar el rato...
Hay sentimiento, y es ese tu momento.
Hay soledad, pues tú llevas las lágrimas...
Hay ganas, tú invitas a tinta.
¿Por qué escribo? ... Necesidad y gusto, una mezcla, algo un tanto absurdo.
Nunca digas siempre, pues siempre habrá una excepción.
La excepción siempre existe... 
¿Qué es un boli y un papel sin nada que entre ni salga?
¿Y la libertad de un folio sin ideas trotando?
Y y y y y y pim pam pum ale a tu salud.
Inspiración que viene, inspiración que va, incansable, insaciable...


Escribí por escribir.
Y entonces la razón perdio el norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario